El misterioso caso de las calles dedicadas a un tal “ José Antonio” del cual nadie sabe el apellido.

El relato de 15 casos de calles dedicadas a Jose Antonio, contadas al senador de Compromís, Carles Mulet.

Madrid, a 17 de septiembre de 2017. Adentrarse en “la España profunda”, es sin duda una experiencia de alto riesgo; belleza rústica, viajes al pasado remoto, a las esencias primarias, a mundos de secano que pensabas extintos pero mantienen vivo su aroma a tierra cansada, a sol y más sol.

España, claman con trompetas apocalípticas, se rompen por culpa de imprentas y papeletas, por carteles, páginas web que llaman a votar y sobres, (no, no eran los sobres esos en los que cobraban en B los dirigentes del PP sus mordidas y sobresueldos salidos del dinero negro, empezando por don Mariano Rajoy; eso une España, la hace más grande, más libre, y más aquello).

Quienes prostituyen todo el sistema judicial, dinamitan la separación de poderes, roban, roban, y vuelven a robar, quienes subieron a la condición de sagrado esa constitución de la cual renegaban, que no cumplen sus principios básicos, y la pueden secuestrar y operar en plan frankenstein con agostidad y alevosía, nos dan lecciones. Qué mal está Venezuela!, Dios Mío! mientras entran a precintar diarios, de papel o virtuales, cierran webs, citan ante la justicia a 700 alcaldes y a todo un gobierno autonómico; que rápida la justicia en Catalunya y que lenta en la Gurtel, en los EREs del PSOE andaluz, en el caso Fabra, en lo del Sálvame normal y de Luxe en todos los casos de corrupción, que suman más de 700; claro, imputados, por robar, no por votar.

Bendita España, Estado de Derechas, donde se condecoran vírgenes, cristos y periodistas fachas con medallas del mérito de la policía nacional o la guardia civil mientras se expedienta a los Guardias Civiles por sindicarse.

Las leyes están para cumplirse, dicen, mientras el mayor poeta de los tiempos en la lengua mayoritaria y (que según el monarca, impuesto por el dictador, nunca fue lengua de imposición) está desaparecido en su fosa,  El barco sobre la mar y el caballo en la montaña. No hay dinero para vaciar cunetas mientras pagamos mausoleos del dictador; si las víctimas de la dictadura fueran bancos en quiebra o de nuestros amigos, o ambas cosas, los rescataríamos con lluvias de millones, ahora, son abrir heridas del pasado, dicen, mientras roban, roban y roban, y quienes roban, roban, roban y vuelven a robar en sus cortijo del sur les perpetúan en un gobierno que no les dio las urnas.

¿Raro?, esta España bendita, donde las leyes si no me gustan y tengo el poder, son para no cumplirlas, aunque sea leyes a medio gas, leyes insuficientes, tímidas o cobardes, que llegaron tarde y mal

España de místicos y cínicos, profunda, inmensa, sol de lagartijas y espigas tostadas, donde el Apóstol Santiago que nunca estuvo, embarrancó su  barca y nos convirtió en tierra santa,

¿Quién se puede extrañar, pues, de los misterios insondables de España?

En este ejercicio de peregrinaje por esta sacra realidad, uno topa con grandes misterios del destino en lo universal…. Exigimos al Gobierno que actuara contra los ayuntamientos que no cumplían con la Ley de (des)memoria histórica, y nos reiteraba que eso no iba con ellos, que no ponían urnas ni imprimían papeletas.

Decidimos tomar la iniciativa y desde el Senado exigir a esos ayuntamientos (MILES), cumplir la ley. ¿Qué carajo se me ha perdido en Rionegro del Puente?, nada, afortunadamente, a algunos un poco de vergüenza, por lo que veo.

Pero el descubrimiento que ocasionó esta campaña, espero cubra un especial de Cuarto Milenio; si en lugar de poner curas y clases de religión en las escuelas públicas, pusiéramos la asignatura de parapsicología, seguramente avanzaríamos décadas en la capacidad de comprensión.

Así pues, os paso a relatar el misterioso caso del “ José Antonio”, un extraño señor del cual NADIE sabe nada, pero tiene calles y dedicas en España….

Alpujarra de la Sierra (Granada): La  calle José Antonio, al no saber a quién estaba dedicada, le pusieron un apellido, el de Bravo, un médico que ejerció eso de la medicina en ese pueblo, se ve. Suerte que cuadró el nombre con el de una profesión respetable, y no con, por ejemplo, la de tonto del pueblo o aficionado a apedrear mamíferos.

alpujarra de la sierra

Arrancacepas ( Cuenca): sí hay una calle dedicada a un tal José Antonio, pero no saben a cuál…¿Labordeta? ¿ al malogrado José Antonio Canta, aquel de un limón y medio limón?, ¿para qué buscar en archivos municipales, no?,

arrancacepas

Cervera de los Montes (Toledo) están con el mismo reconcome…¿Quién narices es ese José Antonio que tiene una calle en nuestro pueblo? ¿José Antonio Zarzalejos?

cervera de los montes

En Collado Mediano (Madrid), me dicen que la calle está dedicada a José Antonio, un hermano de Francisco Javier, la Mari Carmen y al resto de hermanos de un constructor local. Qué detalle.
collado mediano

En Diego del Carpio, Ávila, tampoco saben ná de ná sobre el apellido del desconocido mozalbete.

diego del carpio

En Fresno de la Alhandiga, Salamanca, me dan un repaso de hermenéutica, semiótica y quién sabe de entomología haciéndome que al ser la “Plaza José Antonio” y no la “Plaza de José Antonio”,  no se exalta al falangista por la falta de una DE.

fresno de la alhandiga

En Malagón (Ciudad Real), siéntense, por favor, lectores. Me justifican que es la calle “ Abogado José Antonio”,  porqué era muy bueno como picapleitos se ve, e hizo algunos trabajillos en ese pueblo el tal José Antonio Primo de Rivera, no como fascista, válgame dios.  Es legítimo, tanto como que a partir de ahora dediquen en Alemania calles al Pintor Adolf Hitler, ya que el tipo tenía su gracieja con el pincel ( sí, es verdad, mira en google, incrédulo/a)

malagón

Manzaneque (Toledo), que dicen que ese el tal Jose Antonio era un agricultor del pueblo, que no hay documento que la acredite, pero imagino que en esta España rural y agraria, para que dediquen una calle por ser agricultor, has de hacer unos tomates o pepinos que quitan el hipo.

manzaneque

En Merindad de Montija (Burgos), pues que el alcalde no sabe qué “atentados” provoca este nombre contra le ley de memoria histórica, y la ignorancia en esta merindad se ve exime del cumplimento de la ley, y José Antonio se queda ( presente, claro)

 

merinda de montja

Rionegro del Puente ( Mordor) , el alcalde no la quiere cambiar, pero en caso de cambiarla ( y es literal) propondrá que lo pongan a mi nombre. Espero estar a la altura el día de la inauguración para poder hacer sonidos guturales en una cadencia digna del alcalde.

rionegro del puente

En Sanchonuño (Segovia) que tampoco cambian el nombre a la calle José Antonio, pues no tiene apellido que no explique de quién hablamos. Si estuviera en catalán podría ser de Duran i Lleida.

sanchonuño

En Turégano (  Segovia) que no pueden, que se ve que para cambiar el nombre han de dinamitar medio pueblo y eso cuesta 15.000 euros que no tiene ( más o menos, lo que cuestan tres toros cerriles embolados ).

turegano

Ulea,( Murcia), lo mismo que no tiene el apellido, y que como cuando gobernó el PSOE no lo retiraron, no querré ahora yo que lo cambien gobernando ellos, que son muy de eso del falangismo, se ve.

ulea

Villares de Saz (Cuenca) que no lo cambian, y punto.

villares del Saz

Yepes (Toledo) le preguntan a otros ( al INE), por el nombre de la calle, que se ve ellos no saben nada.

yepes

Esto es solo un aperitivo, ya que de las 2250 (aproximadamente) requerimientos mandados via senado, calculo que como mucho habré recibido un 20% como muuuucho. No sé dónde he puesto el caso de un municipio que me decía que el tal José Antonio  era el último gasolinero del municipio y por eso tenía la calle dedicada ( la encontraré). Espero ansiosos nuevas respuestas; algunas surten efecto y cambian el callejero después de la carta del Senado ( manda.. que haya de ser Compromís quien se dedique a hacer este trabajo después de 40 años de “democracia), otros directamente me cuentan su vida, otros llegan a rozar el insulto. Otros, los que dignifican la política de esto llamado España, dan cumplida cuenta, actúan, corrigen lo que sus antecesores no hicieron, agradecen la dedicación. No todo está perdido.

Igual es de cómo se pronuncia, “joseantonio” es el de la Falange, José, con acento en la é, un indígena o autóctono del pueblo, si fuera valenciano se pronunciaría Cosé, ( Josep es muy culto, y en Catalunya pronuncian muy mal el valenciano, y dicen Jusep”. Con lo fácil que es Pepe, o por vagancia Pep…

Esto es un Estado moderno, pero de verdad. No hay problema en tener las calles sucias con genocidas, criminales, asesinos, golpistas, falangistas, toreros, si no los cambian, no pasa nada. Eso sí, que no hagan un referéndum entre sus vecinos, que si ponen una urna, se les cae el pelo.

Descarrega en PDFDescarrega en PDFDescarrega en PDFDescarrega en PDF
Arxivat en: Blog

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *