Mulet pregunta a Felipe VI si ha intermediado ante el régimen de Omán para que inviertan en la mina de uranio de Salamanca

Sr Don. Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, (S.M. el Rey Don Felipe VI)

Palacio de La Zarzuela

Carretera del Pardo s/n
28071 Madrid. España

 

 

 

Carles Mulet Garcia, senador designado por las Cortes Valencianas, respetuosamente se dirige a S.M-  le expone:

Madrid, a 31 de agosto de 2017

La empresa australiana Berkeley está impulsando el polémico proyecto de una mina de Uranio en el municipio salmantino de Retortillo. Este tipo de actividad, además de la destroza ambiental y perpetrada con la tala masiva en indiscriminada de las encinas y el paisaje centenario de la comarca, puede ocasionar como bien se sabe graves e irreversibles problemas de salud por la alta radiactividad de este elemento químico.

A pesar de tratarse de un proyecto polémico y letal, y del cúmulo de irregularidades en su tramitación, de carecer de buena parte de los permisos, cuenta con el apoyo del gobierno local y autonómico ( no sabemos muy bien por qué).

Recientemente,  la empresa Berkeley Minera España S.L. ha anunciado que ha logrado 100 millones de euros para este proyecto, siendo el inversor el régimen de Omán, esto supondría según datos de la empresa, menos de una quinta parte del coste de actividad, de la que sería, en caso de materializarse, la mayor mina de Uranio de Europa.

El régimen del sultanato de Omán, continua figurando en los informes anuales de Amnistía Internacional, como una  monarquía absoluta y hereditaria en la cual se persigue la libertad de expresión y asociación, se encarcela a activistas de derechos humanos y a quien critique a la monarquía ( con especial saña se censura y encarcela a periodistas) . Este régimen discrimina a las mujeres en la ley y en la práctica, y  los  trabajadores y las trabajadoras migrantes sufren explotación y abusos y la pena de muerte,  y la homosexualidad acarrea la cadena perpetua.

Se trata de un régimen sin constitución y la donde  justicia está repartida entre la Corte Suprema y las Cortes Tradicionales Islámicas, y las  funciones del sultán son básicamente las de un monarca absoluto, sin democracia ni instituciones.

Omán es el único país del Golfo Pérsico que mantiene relaciones institucionales con Qtar, país al que el resto de vecinos han cortado relaciones por financiar el terrorismo.

Este anuncio de inversión de Omán en la polémica mina, surge días después de que el perfil oficial de twitter de Berkeley usase fotografías de Felipe VI, como reclamo publicitario para sus fines.

Sabemos de las excelentes relaciones de la corona española con las dictaduras y regímenes totalitarios del golfo pérsico, regímenes algunos de ellos que abiertamente financian el terrorismo internacional y que atentan contra los derechos humanos. Sabemos de la buenas relaciones del monarca con el sultán de aman, quien suele felicitarle telefónicamente el 12 de octubre.

Ante esta coincidencia, y visto los antecedentes familiares, nos surge la duda de si la monarquía española ha podido interferir, intermediar entre el régimen  totalitario de Omán y los intereses de la empresa Berkeley para financiar un proyecto altamente nocivo para los intereses de Salamanca; ya que se pone en riesgo no su propia subsistencia económica en miles de empleos tradicionales, sino la salud personal.

Por ello, como representante público, me gustaría ser conocedor si ha existido alguna intermediación, y si se ha recibido alguna compensación económica al respecto. En caso contrario, le animo a posicionarse públicamente en contra de este proyecto que atenta contra los intereses de “sus súbditos”.

 

 

Atentamente, salud y república.

 

Arxivat en: Blog

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *